Traductor

lunes, 18 de enero de 2016

Águila Uno: la seguridad desde el aire

Imágenes del Águila Uno
El 2016 promete más desafíos en seguridad por parte de un ministro al que le critican todo y al que se empeñan en convocar -hasta por deporte- en plena temporada. Una de las últimas innovaciones del año pasado fue la puesta a punto y en operaciones de la aeronave “Águila Uno”, primera unidad de una flota que completarán otra avioneta y los tres helicópteros adquiridos cuya llegada se prevé para los próximos meses. Esta aeronave comenzó sus vuelos en octubre del año pasado y ha consolidado su actuación en este 2016 que inicia con un trabajo de apoyo a la Policía Caminera controlando el tránsito de las rutas del Este uruguayo, ante lo que ya se confirmó como una temporada exitosa. Un trabajo elogiado por muchos y criticado por algunos que persisten en una mirada miope que no reconoce avances de ningún tipo. 

A lo rinoceronte


De la familia de los perisodáctilos, el rinoceronte enfoca su objetivo y embiste sin importar los obstáculos que se le interpongan, así parece ser la estrategia de una cartera acicateada por muchos que se suman a una delincuencia que no para de crecer ni de adaptarse a los tiempos que corren.

Seguramente en otras latitudes la crítica banal no se sumaría con tanta facilidad a un trabajo serio y responsable que no ha cesado de profesionalizarse para combatir un crimen organizado que se toma muy en serio su trabajo adaptándose rápidamente a los cambios. Así es que la Policía debió transformarse para estar un paso adelante a esa metamorfosis criminal y poder combatirla convenientemente.

Y vaya si se han dado cambios en nuestra Policía, uno de los cuales está volando y goza de buena salud, compartiendo sus reportes con los conductores que circulan por nuestras rutas con la firme intención de aportar seguridad en sus traslados. 

Advertencias por atascos de tránsito, accidentes, velocidades de desplazamiento por las diferentes arterias de circulación nacional, junto a recomendaciones de seguridad que deben ser atendidas por todos los que transiten por las mismas, hacen parte de un trabajo de observación y despliegue que se complementa con las unidades en tierra.

Durante esta temporada -que se presenta con cifras récord de visitantes- la mayor concentración se dio durante los fines de semana y -particularmente- el pasado 15 al 17 de enero, en que se produjo el primer recambio de turistas. Allí se dio un trabajo intenso de la Unidad Aérea de la Policía Nacional, con su Águila Uno, con reportes directos durante las horas pico de mayor concentración vehicular que fue bien recibido por muchos conductores, que compartieron los mensajes por las redes sociales.

Esto sin contar el trabajo policial propiamente dicho -que también hace parte de su labor- habiendo cumplido misiones de observación en sendos operativos policiales de los que formó parte, incorporando otra dimensión de observación que amplía exponencialmente el potencial de la Policía en la represión del delito.

Sin embargo, y a pesar de ser abrumadora la mayoría de las devoluciones positivas de este servicio, no faltaron (ni faltan) los que lo critican y hasta lo tildan de infantil e inútil, por citar alguna de las peores devoluciones recibidas. 

“Ladran Sancho”, o mejor dicho, “ladran Bonomi”, señal que son perros y no entienden ni quieren que se siga progresando en tecnologías y servicios a la comunidad para que cada día los uruguayos nos sintamos más seguros.

Una seguridad que, esta vez, viene del cielo...

el hombre miró al cielo,
el perro ladró al viento...

1 comentario:

  1. Comparto totalmente el artículo!
    Los necios son siempre necios.

    ResponderEliminar