Traductor

miércoles, 23 de mayo de 2018

Gracias, Mario!

"Y un día los astros se alinearon..."
En la pasada columna afirmé que habría un antes y un después a los dichos del Director de la Policía Nacional – Crio. Gral. (R) Mario Layera – y los hechos casi inmediatos terminaron confirmando aquella previsión. El primer mandatario asumió el rol que le corresponde en tanto Jefe de Estado y “alineó a los astros” tras aquel grito de auxilio expresado sin pudor por el Primer Policía. Luego del aturdimiento que produjo aquella entrevista de Gabriel Pereyra, inesperada por propios y extraños, con el pasar de los días fue tomando otra dimensión y aquella confesión descarnada -con algún exceso propio de una conversación que excedió a la propia entrevista- mucho de lo expresado por Layera fue recogido por quien tiene a su cargo la máxima responsabilidad. Así fue que el propio Presidente de la República llamó a todas las partes para impartir directivas que eliminen toda traba de manera de poder coordinar esfuerzos en un tema que nos interesa a todos. Están los que mirando el árbol antes que al bosque siguen con su prédica anti Bonomi. Interpretan esta movida como una sustitución en lugar de un auxilio necesario para que todo el Gobierno se encolumne y trate a la seguridad pública con la integralidad que esta necesita en tanto excede las potestades de un solo ministerio. El título de esta nota no es original ni novedoso, es fruto de la reflexión posterior al shock que produjo una nota dura y cruda. Lo dicho… Gracias, Mario!

martes, 15 de mayo de 2018

Crisis oportunas



El sábado pasado no fue uno más, nos despertamos con una nota periodística donde el director de la Policía Nacional – Mario Layera – atrevió a desnudar de forma descarnada una realidad que lo interpela en primera persona y dejaba en posición incómoda a las autoridades del Ministerio del Interior y al Gobierno. El primer impacto fue duro, fue un golpe directo al mentón que dejó aturdidos a todos. Prontamente despabilados por el golpe, los oportunistas hicieron acopio indisimulado del desliz para sumar otra “cocarda” en su desenfrenada carrera de desprestigio hacia quienes tienen la responsabilidad de dirigir las políticas públicas. Con la ajenidad que les acostumbra -no se hacen cargo nunca de la parte que les compete- apuntaron contra la gestión y hablaron de derrotados. Es que las crisis son también oportunidades para quienes esperan en la comodidad de sus ámbitos de confort a que los hechos ocurran y buscan hacer caudal de esas desgracias; aunque los hechos demuestren luego que no les suma. Por suerte, están otros que hacen de las crisis oportunidades para tomar impulso y forzar los cambios que modifiquen rumbos. Acciones que generen las sinergias necesarias para hacer posible los cambios. Me afilio a esta última opción, no por un interés político sino porque es imperioso que esta crisis se convierta en una oportunidad que permita alinear -de una vez por todas- a todos los actores involucrados en hacer posible el cambio de rumbo...

lunes, 7 de mayo de 2018

Ni vencidos ni vencedores


“Ganamos 75 a 73”… No, no es el resultado de uno de los partidos por los play off de la Liga Uruguaya de Básquetball, así comienza uno de los varios tweets que la senadora Constanza Moreira escribió mientras se realizaba el Plenario del Frente Amplio donde se discutía la aprobación del TLC con Chile y el TCP (Tratado de Cooperación en Patentes). Cual si fuera un partido cuyo resultado había que andar camiseteando, la Senadora eligió la red social del pajarito para ir anunciando los resultados de una discusión donde si algo no debía aparecer nunca era la visión de vencidos ni vencedores. Como se dio cuenta de ello corrigió aquel “ganamos” publicado reconociendo que no era una alusión a nadie en particular sino referido a la moción que ganó. La aclaración resultó peor pues dejó claro el exitismo con que fue escrito. Los perfilismos no son buenos compañeros y menos si de lo que se trata es de seguir creciendo colectivamente como la fuerza real de los cambios...

martes, 24 de abril de 2018

Dispárenle a Bonomi

Fuente imagen: pulsocial.com
Que el ministro Bonomi es el objetivo de la oposición lo demuestran las nueve interpelaciones que acumula siendo el ministro más longevo en la cartera y el más resistido también. Impulsor de la misma reforma que no se atrevieron los que hoy le disparan en ráfaga, recibe y acumula críticas a esa misma reforma que ellos inventaron tras diagnósticos que llevaron décadas de cajoneos. Un proceso irreversible del que todos son conscientes pero al que critican con una alta dosis de hipocresía, al punto que los lleva a atacar al único que tuvo capacidad y liderazgo para llevar adelante la reforma. Ponen la mira en su gestión (y en su persona), a sabiendas que hay otros omisos que son actores de la misma película… incluidos ellos mismos. 

miércoles, 11 de abril de 2018

La novena sinfonía de B...onomi!!

Fuente imagen: Depositphotos
Si fuera un combate de boxeo, se podría decir que ya transcurre el noveno round y mientras muchos vociferan pidiendo el knockout el boxeador se mantiene firme y asestando golpes duros a pesar que “los jueces” de turno no le sumen puntos. Sin embargo, el crimen internacional ha puesto la mira en Uruguay y todos los intentos fueron desbaratados con sus responsables presos. Algunos, en tiempos récord de resolución y apresamiento de los autores como el sonado caso del robo a la joyería del Hotel Enjoy de Punta del Este, y otros, con algún tiempo más pero con iguales resultados (como los robos a los cajeros automáticos, en que se sumaron muchos imitadores locales junto al grupo original extranjero que inició la modalidad en el país).  Y los que no terminaron presos abandonaron prestamente el país, advertidos por los resultados de una Policía que transformó el Ministro más interpelado de la historia reciente. Podría seguir citando casos, pero sería un esfuerzo inútil ya que “los jueces de turno” tienen preparadas las tarjetas hace tiempo. Será la novena sinfonía, y todavía no se dieron cuenta que hay Ministro para rato...

viernes, 30 de marzo de 2018

Un problema llamado violencia

Fuente: nosotras.com
Inesperadamente el 2018 comenzó con una escalada de violencia que se manifiesta en sendos y mediatizados casos que la hacen aún más descarnada. El día internacional de la mujer amanecimos con la noticia de otra mujer asesinada y -junto a ella- un Policía que la custodiaba. Ambos, víctimas de la iracundia incontrolada de la ex pareja de la mujer. Por estas horas, la Policía de Paysandú busca intensamente a otro doble homicida que en la localidad de Quebracho dio muerte a su ex suegra y a otro Policía que acudió a la emergencia. Por si no bastare, en una rapiña en Salto, el hijo de la víctima se trabó en lucha con el rapiñero quien antes de ser capturado por vecinos le disparó a quemarropa hiriéndole de muerte. Las rapiñas se han disparado en los últimos meses revirtiendo la baja experimentada en los dos años anteriores (donde llegó a rozar el 15% de descenso), para revertir ese dato y pasar a superar ampliamente los registros del año anterior en una suba que preocupa y ocupa a las autoridades. Ante ello, desde la oposición se reacciona pidiendo -una vez más- la cabeza del Ministro, sin reparar que ese mismo Ministro fue el artífice de una reforma que puja por derrotar al principal problema pero que necesita (irremediablemente) que se alineen otros actores principales de esta historia, incluidos quienes piden renuncias que nada solucionan. El problema es la violencia, y contra ella poco hacen los que hoy critican, salvo alimentar más los niveles del problema generando descontento social como si con ello se arreglara el problema de fondo.