Traductor

lunes, 18 de septiembre de 2017

Ya no es noticia

Hasta hace poco tiempo el día después de un clásico ocupaba los titulares de los medios de prensa no por el resultado deportivo sino por los incidentes ocurridos en ocasión del mismo. Situaciones violentas en las que las barras bravas se enfrentaban entre sí o con la Policía, pasando a ser el centro de lo que, debiendo ser una fiesta deportiva,  terminaba convirtiéndose en un campo de batalla. La gota que desbordó todos los recipientes fue aquel recordado clásico de la garrafa en la que por milagro no murió un efectivo policial y su perro, principales destinos de esa agresión. Ese día – tras la suspensión del encuentro – sobrevinieron un montón de consecuencias pero la más importante fue un fuerte trancazo del propio Presidente de la República para decir basta y darle un punto final a tanta violencia descontrolada. Hoy, a menos de un año de aquel episodio, los hechos de violencia parecen haber comenzado una lenta pero firme retirada. Las medidas aplicadas desde entonces no solo se han consolidado sino que dan muestras de haber sido las correctas. Hoy un incidente violento dentro o fuera de un escenario deportivo, ya no es noticia... 

lunes, 11 de septiembre de 2017

El día después

Pasó el temporal, las ramas esparcidas por las calles dan cuenta del intenso vendaval que tuvo en vilo al país. La alerta naranja rige por ahora y el agua no cesa de caer. No es Irma -el huracán- pero yo le llamaría “Irmita”, unos cuantos escalones más abajo que aquel pero suficiente como para desestabilizar a este pequeño rincón del mundo. Ese temporal pasará y vendrá luego la calma con el Pampero que hará lo suyo para dejar limpio y celeste el cielo oriental. Así fue, también, el Plenario del Frente Amplio, un temporal advertido con alarmas que tuvieron niveles altos como el clima y sin embargo no llegó a ser huracán. Ya quisieron los de afuera que lo hubiera sido, pero no contaban con la impronta frenteamplista, esa que revindica el valor de la ética por encima de cualquier otro interés personal. El principal protagonista de esta historia hizo honor a ese valor renunciando a todo, sin reservarse nada, haciendo lo que muy pocos serían capaz de hacer. El día después queda algo mucho más valioso, el día después quedó la dignidad...

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Спасибо (spasibo)

Gracias… sí, gracias y en ruso!! Esa debería ser la respuesta a darle a un Maestro y todos los que transpiraron la camiseta celeste convirtiéndola en azul turquesa. Gracias porque a este país futbolero y tan gris por momentos, le ponen color celeste y pintan las caras de todos los uruguayos con una sonrisa. Un proceso virtuoso que sigue vigente y demostrando que si se hacen las cosas en serio y con planificación los resultados llegan. Hoy somos envidia de nuestros vecinos (no solo en lo deportivo, eh!!!). Nos miran con envidia y no se explican cómo este rinconcito del mapa americano puede ser capaz de este tipo de logros. Ayer hubo un plan “maestro” ejecutado a la perfección y muchas bocas mordieron bronca y debieron tragarse sus críticas rindiéndose a una realidad que les pegó en la cara. Bienvenidos todos igual, sigamos sumando alegrías y protejamos -a como de lugar – a esta celeste del alma que aglutina y consigue unanimidades entre los uruguayos.

martes, 29 de agosto de 2017

Los hermanos sean

Fuente imagen: Fútbol Florida
El mundo gira acelerado desde hace un buen tiempo y a Uruguay, un lugar adónde siempre todo llega más tarde, ese impulso le alcanzó hace rato. Ese vértigo desenfrenado que todo lo apura y lo quiere antes, lleva a que las cosas se apresuren y se apuren sin darles ocasión de respetar sus propios tiempos. Y si a eso -que ocurre en todos los ámbitos- se le suma un interés electoral o político, el caldo de cultivo es ideal para que el virus se reproduzca. Es lo que le está ocurriendo hoy -a mi parecer- al Frente Amplio y al Gobierno por lógica consecuencia. Enfrente no hay oposición pero no se hace necesaria porque el Frente Amplio ha tenido la virtud (para los opositores), de cubrir ese flanco. A escasas horas de conocerse un fallo que todos adelantaron y presumen conocer del Tribunal de Conducta Política sobre el uso de las tarjetas corporativas por Raúl Sendic mientras estuvo al frente de ANCAP, se oyen voces críticas y se exigen actitudes que no respetan los ámbitos propios que la fuerza política tiene para resolverlos. En fin, ya lo decía Miguel Hernández, “los hermanos sean unidos… o los devoran los de afuera”.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Lo que el viento se llevó

“Ojo con los idus de marzo!!” repetía el actor en promoción de una obra que fue objeto de sátiras carnavalescas décadas atrás. Es que un augurio de los que relata la historia, vaticinó la muerte de Julio César en la antigua Roma, y desde entonces la frase significa anuncios negativos a pesar que los idus eran -precisamente- días buenos. No estamos en marzo sino en agosto pero los “idus” parecen soplar fuerte a tal punto que se nos llevan muchas cosas, entre ellas el agua. En medio de contiendas mediáticas entre pronosticadores del tiempo, la controversia se instaló también sobre la verdadera causa de ese retiro de las aguas del Río de la Plata y del Océano Atlántico (Montevideo y Maldonado). Particularmente tengo mi teoría y la intentaré explicar en esta columna. Cualquier parecido con la realidad será pura y absoluta coincidencia porque lo que pienso fundamentar es producto de mi absoluta y descontracturada imaginación, conste...

viernes, 18 de agosto de 2017

Asustar para arriba

El susto despertó al mamado fue toda una consigna electoral en la pasada campaña. El pueblo, adormecido por las mieles del bienestar económico, debió recibir el susto para despertar y develar la falsa foto que sacaban cada día las encuestas. El día de las elecciones fue tal el sobresalto que las que quedaron asustadas fueron las empresas de opinión puestas en evidencia y, de ahí en más, con frágil credibilidad para siempre. A tal punto que el olfato de un Presidente pudo y genera más confianza que las referidas empresas de estadísticas de intenciones. Ahora bien, aún con ese olfato viene siendo hora que el susto lo reciban las altas esferas para torcer el fomentado rumbo que vienen imprimiendo -nuevamente- las tendencias que recogen las recolectoras de intención de voto. El susto para arriba puede despertar a un Gobierno mareado que tiene mucho para mostrar y demostrar que hay FA para rato.