Traductor

martes, 12 de junio de 2018

Lógica y sentido común

Fuente imagen: https://www.oei.es
En abril de este año, un policía se trasladaba en su bicicleta cuando es interceptado por dos delincuentes que intentan sustraerle el birrodado apuntándole con un arma. El policía repele la agresión identificándose como tal hiriendo a los delincuentes (uno de ellos falleció y el otro resultó herido en una pierna). Múltiples testigos dieron cuenta de los hechos que quedaron filmados en cámaras de un colegio privado de la zona. El rapiñero herido terminó siendo formalizado con arresto domiciliario por 120 días. Tres personas, sindicadas como autores de un homicidio ocurrido en octubre de 2017 en el balneario San Luis, fueron dejadas en libertad por falta de pruebas, a escasos días de una visita presidencial muy promocionada. Montevideo registra un promedio de entre 80 a 90 custodias por violencia doméstica -por día- que insumen más de 500 policías que se retiran de los patrullajes en la capital. Las tobilleras electrónicas están saturadas pasando de ser un instrumento poco confiable en sus inicios a la panacea de los operadores judiciales de hoy. Hace pocos días un policía infiel intentó ingresar un arma a un establecimiento de máxima seguridad como Libertad. La Justicia le condenó por  tráfico de armas y le impuso arresto domiciliario. Algo no está funcionando bien, la lógica y el sentido común estarían faltando a la cita...

jueves, 7 de junio de 2018

La culpa es de la mayoría!


Un editorial en Búsqueda atribuye la razón de todos los males a los tres períodos de mayoría parlamentaria que obtuvo la fuerza progresista en el Gobierno. Algo que parece un contrasentido absoluto en una democracia (régimen donde gobiernan las mayorías), salvo que se entienda que en aplicación de las mismas se avasalla sin más a las minorías, (que no es el caso ni creo sea el sentido del editorialista). Pues fueron también mayorías las que gobernaron este país durante más de siglo y medio -en solitario o en coaliciones blanqui-coloradas- y el país siguió adelante y evolucionó al punto de colocar a la izquierda en el poder. Es el libre y soberano devenir de la democracia uruguaya -felizmente recuperada y consolidada- la que permitió llegar a este tercer período con mayorías parlamentarias. Lo que molesta no es la mayoría sino que esta sea de izquierda...

miércoles, 30 de mayo de 2018

El tiempo es (in)constitucional!!

No es una afirmación ilógica, es lo que me sugirió la lectura de las opiniones de los catedráticos constitucionalistas Martín Risso y Ruben Correa Freitas en nota de El Observador de este martes 29 de mayo (pág. 4). Es que no hace tanto tiempo (mayo del año 2012), para el mismo medio expresaron su frontal rechazo a la idea de los allanamientos nocturnos que permitieran dotar a la Policía de una herramienta útil en el combate a las bocas de drogas. Por aquel entonces fueron categóricos en afirmar la inconstitucionalidad de la iniciativa algo que ahora relativizaron ante la propuesta del senador Larrañaga. Entonces surge la duda si lo hacen convencidos del instrumento al que ahora entienden de posible aplicación o, en cambio, emiten dictámenes jurídicos según quien sea el promotor de la idea. Algo no cierra en este punto ya que los argumentos son los mismos de entonces, sólo cambiaron los proponentes. Esto parece más un apoyo fundado en motivos ideológico-partidarios que un aval argumental a la misma medida que propusiera entonces el diputado frenteamplista por San José, Walter De León. Solo ha pasado tiempo, entonces… el tiempo es (in)constitucional!!

miércoles, 23 de mayo de 2018

Gracias, Mario!

"Y un día los astros se alinearon..."
En la pasada columna afirmé que habría un antes y un después a los dichos del Director de la Policía Nacional – Crio. Gral. (R) Mario Layera – y los hechos casi inmediatos terminaron confirmando aquella previsión. El primer mandatario asumió el rol que le corresponde en tanto Jefe de Estado y “alineó a los astros” tras aquel grito de auxilio expresado sin pudor por el Primer Policía. Luego del aturdimiento que produjo aquella entrevista de Gabriel Pereyra, inesperada por propios y extraños, con el pasar de los días fue tomando otra dimensión y aquella confesión descarnada -con algún exceso propio de una conversación que excedió a la propia entrevista- mucho de lo expresado por Layera fue recogido por quien tiene a su cargo la máxima responsabilidad. Así fue que el propio Presidente de la República llamó a todas las partes para impartir directivas que eliminen toda traba de manera de poder coordinar esfuerzos en un tema que nos interesa a todos. Están los que mirando el árbol antes que al bosque siguen con su prédica anti Bonomi. Interpretan esta movida como una sustitución en lugar de un auxilio necesario para que todo el Gobierno se encolumne y trate a la seguridad pública con la integralidad que esta necesita en tanto excede las potestades de un solo ministerio. El título de esta nota no es original ni novedoso, es fruto de la reflexión posterior al shock que produjo una nota dura y cruda. Lo dicho… Gracias, Mario!

martes, 15 de mayo de 2018

Crisis oportunas



El sábado pasado no fue uno más, nos despertamos con una nota periodística donde el director de la Policía Nacional – Mario Layera – atrevió a desnudar de forma descarnada una realidad que lo interpela en primera persona y dejaba en posición incómoda a las autoridades del Ministerio del Interior y al Gobierno. El primer impacto fue duro, fue un golpe directo al mentón que dejó aturdidos a todos. Prontamente despabilados por el golpe, los oportunistas hicieron acopio indisimulado del desliz para sumar otra “cocarda” en su desenfrenada carrera de desprestigio hacia quienes tienen la responsabilidad de dirigir las políticas públicas. Con la ajenidad que les acostumbra -no se hacen cargo nunca de la parte que les compete- apuntaron contra la gestión y hablaron de derrotados. Es que las crisis son también oportunidades para quienes esperan en la comodidad de sus ámbitos de confort a que los hechos ocurran y buscan hacer caudal de esas desgracias; aunque los hechos demuestren luego que no les suma. Por suerte, están otros que hacen de las crisis oportunidades para tomar impulso y forzar los cambios que modifiquen rumbos. Acciones que generen las sinergias necesarias para hacer posible los cambios. Me afilio a esta última opción, no por un interés político sino porque es imperioso que esta crisis se convierta en una oportunidad que permita alinear -de una vez por todas- a todos los actores involucrados en hacer posible el cambio de rumbo...

lunes, 7 de mayo de 2018

Ni vencidos ni vencedores


“Ganamos 75 a 73”… No, no es el resultado de uno de los partidos por los play off de la Liga Uruguaya de Básquetball, así comienza uno de los varios tweets que la senadora Constanza Moreira escribió mientras se realizaba el Plenario del Frente Amplio donde se discutía la aprobación del TLC con Chile y el TCP (Tratado de Cooperación en Patentes). Cual si fuera un partido cuyo resultado había que andar camiseteando, la Senadora eligió la red social del pajarito para ir anunciando los resultados de una discusión donde si algo no debía aparecer nunca era la visión de vencidos ni vencedores. Como se dio cuenta de ello corrigió aquel “ganamos” publicado reconociendo que no era una alusión a nadie en particular sino referido a la moción que ganó. La aclaración resultó peor pues dejó claro el exitismo con que fue escrito. Los perfilismos no son buenos compañeros y menos si de lo que se trata es de seguir creciendo colectivamente como la fuerza real de los cambios...