Traductor

jueves, 15 de agosto de 2013

Renunció Bonomi


Cansado y derrotado. Así se lo pudo ver al hoy ex ministro, cuando alcanzó finalmente su carta de renuncia al Presidente Mujica en la Torre Ejecutiva. Lejos en el tiempo queda aquella imagen de Hogue donde representaba a Bonomi cual boxeador que tienen contra las cuerdas pero contaba con el respaldo de su “entrenador” (Mujica), quien al mejor estilo de un Don King uruguayo, estaba allí para sostenerlo. Los duros embates de la oposición, a los que se suma la acérrima disputa con el Círculo Policial y los sindicatos, doblegaron finalmente al Ministro. También renunció Mario Layera, el Jefe de Policía de Montevideo… 


Se desató una debacle para el gobierno. En el Ministerio mejor valorado en cuanto a gestión por propios y extraños (estos últimos off de récord, por supuesto), daban finalmente el paso al costado. Una situación por la que muchos pujaron en insólita connivencia con la delincuencia, que debe estar “tirando cuetes” por la noticia.

Es que de carne somos y si bien es cierto que no hay mal que dure cien años, tampoco hay cuerpo que lo resista tanto tiempo. Los empujes contra Bonomi no cesaron en los tres años y pico que llevaba de gestión. Tan solo una breve bonanza previa permitió gestar el acuerdo multipartidario (hoja de ruta de la administración Bonomi) y después, la guerra. Ni siquiera el cumplimiento de lo acordado sirvió de excusa para intentar no hacer de la seguridad un tema político electoral. Parecía que a cada homicidio o cada rapiña se la recibiera con alegría porque con ello llevarían –algún día- a este final.

En el mundo ideal que pregonan los iluminados opositores están las mismas recetas que venía aplicando Bonomi y su equipo (ataque de los puntos calientes, geo referenciación del delito, mejor equipamiento policial, nuevas modalidades de patrullaje, capacitación permanente de los funcionarios, mejores salarios), sin embargo no se le dio tiempo al cambio reclamando resultados inmediatos. Y lo hicieron desde la ajenidad absoluta como si no tuvieran parte de responsabilidad por la situación actual que -mal que les pese- es heredada de sus gobiernos, los que nada hicieron al respecto.

Poco importó que el presupuesto más importante de la historia de esta cartera fuera realmente ejecutado (anteriores administraciones de quienes hoy son oposición jamás lograron semejante ejecución: 97%). Si eso no es gestión, entonces, ¿qué es?

Un Agente de 2ª ganaba $ 4.500 cuando asumió el FA el gobierno, al esfuerzo salarial impreso en la primera administración le siguió la consolidación del gobierno de Mujica y la administración del renunciante Bonomi, y hoy un Agente de 2ª ingresa ganando $ 20.582.

La flota vehicular necesitaba urgentemente un recambio. Durante mucho tiempo fue una fuente inagotable de recursos que se diluían sin que se vieran resultados. Los mantenimientos terminaban siendo más caros que la adquisición de una unidad nueva, (se llegó a pagar U$S 20.000 una reparación de un patrullero, hoy se compran dos con esa plata) y la corrupción terminó adueñándose del sistema. Fue Bonomi y su equipo el que comenzó a ponerle fin a ello y un buen día cerró CAYMA. Pero el cierre no fue ni caprichoso ni improvisado. Desde hacía meses se estaba instrumentando un convenio piloto con el Centro de Talleres Mecánicos de Automotores (CTMA), y unos 60 talleristas -de 200 que integran el centro- tomaron la responsabilidad de la reparación de la flota del Ministerio del Interior. Hoy se tiene la trazabilidad de cada vehículo y se sabe su historia mecánica de modo de poder reconstruir todo lo invertido en él de forma transparente y segura. Porque contar con un vehículo que responda en la emergencia, es también una cuestión de seguridad pública.

Antes no importaba si era un auto o una moto, todos consumían la misma cantidad de combustible. Los sistemas de vales de nafta terminaron siendo otro elemento de corrupción, o –en el mejor de los casos- de mala gestión de los recursos públicos. Así fue que Bonomi dispuso la implantación del SISCONVE en toda la flota. Y de ese modo cada vehículo accedería al combustible sin restricciones… Pero no sería sin medida ni control, pues el seguimiento satelital incorporado a cada unidad permitiría la reconstrucción histórica de recorridos que justifiquen los consumos, incluido el control en tiempo real. Todos elementos que dotan de transparencia y eficacia a la utilización de los vehículos destinados a la seguridad pública.

Los sistemas de comunicación también fueron mutados y hoy la comunicación TETRA permite transmisiones seguras y encriptadas entre los policías. A lo que suma otro control satelital que permite la ubicación de las unidades y el rápido despliegue. Efectos que comienzan a verse en la mejora de la respuesta policial como pudo apreciarse por estos días. El servicio 9-1-1, también fue rediseñado y hoy el Centro de Comando Unificado mejoró sustancialmente la respuesta.

La Violencia Doméstica cuenta hoy con herramientas tecnológicas que dan respuesta a situaciones críticas aplicando medidas alternativas a la prisión que garantizan el cumplimiento de las medidas cautelares de restricción de acercamiento (tobilleras electrónicas). Tecnología que se consolida cada día más con resultados positivos de prevención y disuasión.

Ni hablar de la reestructura de la Jefatura de Policía de Montevideo, esa que comenzó con Diego Fernández y que se termina de desplegar con Layera, quien dispuso la lógica descentralización de Radio Patrulla y un nuevo modelo de patrullaje que comenzaría a desplegarse en estos días.

Bonomi lideró una reforma penitenciaria como no conoció el país en décadas en las que solo hubo abandono. Años de inversión cero o de ridículos U$S 356 para un sistema que albergaba a miles de personas privadas de libertad, generando hacinamiento crítico y nula rehabilitación. 

Durante su gestión se generaron 4.942 plazas nuevas en el sistema penitenciario –y pensar que tuvimos que escuchar a un ex ministro del Interior como Ramírez, decir que no se construyó nada- y todavía falta la reinauguración del Módulo 4 de Santiago Vázquez, Módulo 5, el Hospital Penitenciario, anexos en cárcel de mujeres, y la que se construirá en régimen de PPP. A propósito, también escuchamos al ex ministro Stirling referirse a la intención de licitaciones internacionales durante su mandato sin reconocer el logro de Bonomi que concretó la primera experiencia PPP del Uruguay (mucho menos le oímos hablar de la compra de las latas, también clausuradas por Bonomi).

Estos son solo algunos aspectos, faltan muchos más. 

Quedaría mucho por decir y referir de Bonomi, y también de Layera… pero las renuncias me dejaron un nudo en la garganta.

Hasta que me desperté...


el hombre daba vueltas en la cama,
el perro no soportaba sus pesadillas…

6 comentarios:

  1. Siempre se dice que la Institución es ingrata y en realidad lo son aquellos que no saben valorar o reconocer como estabamos y como estamos. salú!

    ResponderEliminar
  2. No se valora nada, cuando lo perdes ahi lo ves.Lamentable

    ResponderEliminar
  3. Realmente brillante!!!!! Excelente forma de expresar lo que realmente se hace, lo positivo, de lo que no nos hablan los medios de comunicación y de lo que nuestra memoria selectiva rapidamente olvida. Gracias.Estrella Dominguez

    ResponderEliminar
  4. Te roban a pleno día y matan laburantes, blancos, colorados y FA son el mismo perro con diferente collar.

    ResponderEliminar