Traductor

viernes, 25 de septiembre de 2009

Las Muchachas del Congelao (Carnaval de Cádiz)




Montevideo
25 de setiembre de 2009
Molino del Galgo
Barrio de la Unión



Entre el 18 y el 26 de setiembre, Montevideo festejó el Primer Encuentro de Carnaval Iberoamericano, estrenando su título de Capital Iberoamericana del Carnaval por el período 2009-2010. La ocasión fue propicia para celebrar ese intercambio con la visita de hispanoamericanos que nos honraron con su presencia y dejaron una impresión tal que impulsaron escribir estas líneas al término mismo de presenciar el espectáculo que nos ocupa: Las Muchachas del Congelao.

Un número al que estamos acostumbrados pues tanto el colorido vestuario como la implementación de los números son similares a nuestras murgas pero con la impronta española que -a decir verdad- pega mucho a la hora de musicalizar una representación. De por sí el "tipo" (la caracterización elegida) sugiere dar rienda suelta a la imaginación. Esas chicas o muchachas del congelao no son otras que los personajes femeninos de Disney con una invitada de lujo (Fiona, la novia de Shrek), que como dicen ellos no es propiamente del congelao (Walt Disney, quien lleva consigo una leyenda sobre su criogénica conservación tras su desaparición física, historia con la que nos criamos junto al disfrute de sus personajes de fantasía).

Al estilo español, inundaron de alegría y humor una noche fresca donde el carnaval fue una excusa para presenciar un espectáculo de alta factura artística. Un coro estupendo, con una fuerza tremenda a la que sumaron colorido, gracia, fino humor y una comunicación permanente con un público que devolvió con aplausos y sonrisas la gracia que nos regalaron estos españoles.

Bajo la dirección de Antonio Serrano "Canijo", quien se presentara como un gordo que debía su obesidad a los niños no estudiosos que se comía a menudo, este grupo de muchachos nos regalaron una chirigota de lujo. (Chirigota es la palabra que identifica a este grupo coral carnavalesco, símil de nuestras murgas. También es la denominación que reciben las canciones que estos grupos entonan).

Pero si solo fuera color y música, seguramente poco añadiríamos al punto de esta nota. Lo que más impresionó a quien escribe fue el contenido de sus letras. No se trata solamente de crítica mordaz, satírica, con doble sentido, también tiene un mensaje profundo y comprometido. La primera de las coplas que nos regalaron decía sobre cómo explicar el horror de la guerra a un niño en Palestina. Algo similar a aquella historia de La Vida es Bella, en la que el padre inventaba un juego para disimular los padecimientos de un campo de concentración a su inocente hijo y de ese modo salvarle la vida. La imagen impactante del texto cantado invita a la reflexión mucho más allá del espectáculo. Los fuegos de artificio que no son tales, los petardos que rompen los cristales y a los que un padre inventa otro sentido diferente a muerte, para regalar alegría en medio de la tristeza de la guerra a su hijo. Todo eso y mucho más dejaron en tan solo tres minutos de canto unas damas de fantasía que hicieron carne y corazón en la fresca noche montevideana.

Cada pasodoble entonado llevaba una mezcla de humor y mensaje encriptado para que no fuera solo cáscara sino contenido vivo y comprometido. La referencia a Pinocho, por el dictador Augusto Pinochet, fue otro punto fuerte del espectáculo donde el grupo español dejó marcado a fuego un mensaje en tiempos tan caros a los uruguayos quienes se aprestan a anular la ley de impunidad en octubre.

Temas como la igualdad de género y la diversidad sexual no estuvieron ajenos en estos trasvestidos que interactuaron con el público pidiendo un beso a las muchachas del "congelao", consiguiendo la hilaridad de todos y un piquito para la Sirenita.

Un espectáculo que agradezco haber presenciado. Gracia, humor, colorido, excelentes voces y una línea argumental comprometida en sus contenidos y con la dosis exacta de humor, fueron elementos de destaque para unos invitados de lujo que hacen de este intercambio cultural un tremendo acierto.

No descubrimos nada si decimos que los "congelaos" fuimos nosotros pues nos dejaron tiesos de tanto aplaudirles.

Gracias muchachos...

3 comentarios:

  1. Gracias a tí hermano. Soy el Canijo (Fiona). Ha sido emocionante leer tu comentario. No podemos estar más agradecidos y más maravillados por como sois.
    Montevideo siempre en nuestros corazones.

    ResponderEliminar
  2. Me parece que tenemos otro enamorado mas del Carnaval de Cadiz.

    Canijo, sigue evangelizando...

    ResponderEliminar
  3. A mí tambien me ha emocionado tu comentario. Soy Elena, una amiga del Canijo, que me dedicó la canción sobre Palestina. Cada vez que la escucho me emociono y tú con tus comentarios también me has llegado hondo.
    Saludos desde España.

    ResponderEliminar